Confesión

Como pseudopoeta que soy, pseudoescribiente, me permito el lujo y el privilegio de enamorarme sin riesgos, de llorar sin lágrimas, de sufrir con el corazón íntegro, o de inventarme apasionadas amantes que derrochan su amor en mí. Como me quedo…

Sin comentarios

Con los ojos de niño

Las cuatro horas y diecisiete minutos. Hace un momento eran dieciséis los minutos. Poco antes, quince. Llevo mucho tiempo despierto. Tú duermes pánfilamente. He estado pensando cuántas veces te habré observado en tantos años que llevamos juntos, mientras tú eres…

Sin comentarios

Como aquellos amantes

…como aquellos amantes, jóvenes y despeinados, desatentos a la cordura y la frialdad, entregados a la pasión de quemarse conjugando el verbo amar en todas sus posturas, las ropas por el suelo, el pudor en la puerta de la calle,…

Sin comentarios

Caminar por caminar

Camino entre soles desconocidos que me aquietan o me inquietan con sus luces multicolores. Camino distraído pensando en ti mientras pienso en nada mientras pienso en todo. Camino a contracorriente remontando mis confusiones en la búsqueda desesperada de mis principios.…

Sin comentarios

Bobaderías

Me alejo. Dejo en el aire el protagonismo que mandaba en mi vida. Dejo el cargo. Nada soy. Lo sé. No me necesito para vivir, ni para ser yo. Por eso me voy de mí. No sé cómo resolveré el…

Sin comentarios

Besos labios tonto babas

Se le quedaban los besos colgando de los labios, como babilla de caramelo, como hilo de miel… como si fuera el tonto del pueblo, el de la risa torcida, el juguete vivo de la malevolencia de los niños, el que…

Sin comentarios

Basurero de pasados

Buscó entre las ruinas luces olvidadas, pañuelos llorados, quejidos apagados. No encontró primaveras usadas, ni gritos rotos, ni catedrales del siglo quince. Ni un rastro. Ni un suspiro. Nada. Basurero de pasados cerrado por falta de recuerdos. Francisco de Sales

Sin comentarios