No veo más allá

No veo más allá de este muro opaco que pongo ante mi mente o mi vista para no ver más allá. No veo más allá de mis límites imaginarios, de estos miedos empoderados, de mi nudo en la garganta, ni…

Sin comentarios

Rastreo

Rastreo por entre las sábanas lo que queda de ti una hora después de las andaduras de tu cuerpo por mi cuerpo y viceversa. Se fundió el tuyo con el mío, no se sabía quién estaba dentro de quién, de…

Sin comentarios

Estaré receptivo

Estaré receptivo a la escandalera de la primavera, al milagro de los amaneceres, al ácido de las lágrimas, a los silencios envenenados. Siempre abierto a las emociones irrespetuosas, a los juegos de los niños, al amor de cualquier color, a…

Sin comentarios

Pena, desencanto, llanto

Creo que podría pasarme el resto de la vida intranquilamente en esta quietud muerta donde no se atreven a estar las sonrisas cándidas y aún menos las risas explosivas. El desamor no me deja aquietarme, seguir, vivir y sí me…

Sin comentarios

No amé

Esta añoranza sin dolor lejos de alegrarme el día me remueve de un modo inquieto y pone en mi mente un pensamiento: “no la amé”. Mi corazón, después, en defensa propia, desmiente el pensamiento y esgrime razones -impropias de su…

Sin comentarios

El último adiós

No encuentro en el recuerdo una añoranza desesperada de ti, un no poder vivir sin ti, una ausencia irremplazable. La nada ocupa tu lugar. Tu vacío no es notable. No lloro por ti. Y me alegro. Vaticinaba un invierno continuo,…

Sin comentarios

No encuentro. No me encuentro.

No encuentro la puerta de salida de este laberinto del carajo, ni sé acallar esas voces que no son mías pero resuenan en mi interior, a mi pesar, sin mi permiso. No encuentro el inicio de la calma, la punta…

Sin comentarios