Pregúntame por ti

Pregúntame por ti

para que te hable de ti

y quién eres -para mí-

y dónde estás –en mí-.

Pregúntame por ti.

Cómo te veo,

de qué color es tu aura,

cuál es tu rincón en mi corazón,

y te hablaré de flores

-sin especificar cuáles-

de amaneceres

-sin concretar colores-

de silencios y de risas

-sin aclarar tonalidades-.

Pregúntame por ti

y te hablaré de maravillas,

de estremecimientos,

de escalofríos agradables,

de ilusiones felices,

de los sueños que protagonizas.

Pregúntame por ti

y te hablaré,

únicamente,

de amor.

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Veronica

    Excelente,muchas gracias

Deja una respuesta