Adiós

Los últimos latidos han sido los más intensos. Parecías aferrarte a la vida aún sin fuerza ni conciencia. Como si para ti no fuese el momento del final, como si te faltase algo, tal vez algún adiós, tal vez te…

Sin comentarios

Trece años

Tenías trece años. ¿No podías haber esperado un poco más antes de morirte? ¿A qué viene tanta prisa? Te has ido antes de que empezara lo bueno. Antes de que terminaran de asfaltar tu Camino. Antes de que los Ángeles…

Sin comentarios

No sé cuántas veces más

No sé cuántas veces más tendré que aplacar mis recuerdos, consolarlos, acariciar sus puñaladas para que no me duelan, para que dejen ir por el desagüe tantas inutilidades que almaceno envueltas en sangre; para sanar las heridas, enjugar los llantos…

Sin comentarios

Ya son tantos

Cada día menos. Menos de todo. Menos vida o futuro, menos salud o tiempo para proyectos. Esto es irrevocable. No me puedo defender de la muerte. Cada día es una resta. Cada día menos. Apenas me queda el derecho a…

Sin comentarios

Morir la muerte

No quisiera morir esta noche. Tengo muchas lágrimas pendientes aún de ser lloradas, muchos recuerdos para revisar, y tengo que poner en orden mis desconciertos y algo de luz en la cueva donde se crían mis miedos. Tengo que alborotar…

Sin comentarios

Todo el desconsuelo

“Volvemos a ser pobres cuando nos despertamos -dijo- pero mientras dormimos somos como los demás. Nada nos separa. Puedo soñar lo mismo que cualquier poderoso”. Le reconfortó la reflexión, pero su rutina le esperaba: las calles que recorrería mendigando una…

Sin comentarios

Sigo. Malvivo.

Cuando todas mis lágrimas eran dulces y los escalofríos eran cosquillas y el miedo poco más que una broma vivía inocentemente feliz más bien ingenuo. Ahora que la vida me ha enseñado sus garras -y asustan- ya no río ya…

Sin comentarios